Detalle Información

Informaciones relacionadas con las actividades que realiza el Centro Regional Fundación CEQUA.

CEQUA renueva concesión de isla Contramaestre para desarrollar investigación, conservación y turismo


CEQUA renueva concesión de isla Contramaestre para  desarrollar investigación, conservación y turismo

El Consejo Regional (Core) y Ministerio de Bienes Nacionales renovaron la concesión de cinco años que el Centro Regional Fundación CEQUA mantiene en la isla Contramaestre. Esto, con el objetivo de que en el lugar desarrolle una alternativa de turismo y conservación de la isla.

El centro de investigación regional tuvo la concesión de Contramaestre, ubicada a unos 5 kilómetros de la isla grande de Tierra del Fuego, entre los años 2014 y 2019. En ese periodo CEQUA ejecutó un proyecto financiado por Innova CORFO, que permitió cumplir con lo comprometido y solicitado durante en el primer periodo, que fue determinar su línea base y los elementos necesarios para desarrollar y potenciar una ruta turística en el Estrecho de Magallanes y Tierra del Fuego, aprovechando los atractivos y la ubicación de la isla, entre los que destaca el pingüino de Magallanes, especie emblemática de la región.

El investigador CEQUA Carlos Olave Solar lideró el estudio que se extendió por 2 años. Destaca la información obtenida en el marco del proyecto que contó con el apoyo del Servicio Nacional de Turismo (SERNATUR),  la Municipalidad de Porvenir y la Cámara de Turismo de Punta Arenas (AustroChile).

Explica que las acciones realizadas permitieron generar una propuesta de plan de manejo de esta zona, entendido como un instrumento de gestión para un área destinada a la conservación e investigación de la biodiversidad nativa y del patrimonio cultural, basado en un modelo turístico sustentable, a través de un manejo planificado que contribuya al desarrollo socioeconómico de la provincia de Tierra del Fuego.

Para el presidente de la Comisión de Infraestructura del Consejo Regional, Miguel Sierpe, las iniciativas realizadas en el marco del proyecto CORFO otorgan garantías del trabajo responsable y serio que CEQUA está desarrollando en la isla Contramaestre. Junto con resaltar la renovación de la concesión de la isla, el consejero regional valoró las acciones de conservación y recuperación que se han realizado en los últimos años.

Dijo que hay gran expectativa por esta planificación que ayude a favorecer el turismo  en un lugar cercano a Puerto Percy y las costas de Tierra del Fuego. A eso se suma el polo de desarrollo que se abre para la comunidad fueguina, con una propuesta investigativa que propone alternativas productivas que van en sintonía con el medioambiente y la conservación.

Calificó como muy positivo que se haya renovado la concesión ya que favorecerá acciones a largo plazo, tanto para el quehacer científico como en la vinculación con las comunidades de Tierra del Fuego.

La directora ejecutiva del Centro Regional Fundación CEQUA, doctora Paola Acuña, agradeció la confianza otorgada por el Ministerio de Bienes Nacionales y el Consejo Regional al haber concedido al centro de investigación el comodato de uso de la isla Contramaestre, hace cinco años, y la posterior renovación de esta concesión.

“Frente a un nuevo destino turístico como la isla Contramaestre, tenemos la oportunidad de proponer un plan de manejo y de gestión basado en estudios científicos y en la conservación de este ecosistema insular, el que además tendrá la categoría de bien nacional protegido. Estamos avanzando en nuestro objetivo institucional de entregar una nueva alternativa turística con una planificación basada en las características del territorio y en su conservación antes de que se inicie una actividad turística, como habitualmente ocurre”.

La solicitud de renovación de concesión de territorio fue presentada por CEQUA para comenzar la segunda fase del proyecto de conservación y turismo encomendado por el Ministerio de Bienes Nacionales.

Carlos Olave precisa que la planificación de la isla contiene variables biológicas, físicas y patrimoniales, todas las cuales permiten conformar un plan de manejo sustentable y adaptativo del territorio asignado.

El investigador, quien además lidera la Línea de Estudios Territoriales de Fundación CEQUA, comenta que la segunda solicitud relevante que está en trámite para la isla Contramaestre es la designación de Bien Nacional Protegido (BNP), categoría de protección que le entrega el Ministerio de Bienes Nacionales. En ese sentido, la isla cuenta con varias características que le permiten acceder a ese reconocimiento, como por ejemplo que en ella hay más de 25 especies de aves como el pingüino de Magallanes, y es una de las zonas más importantes de nidificación de cormoranes  -de las rocas e imperial- en el estrecho de Magallanes.

Al concretarse esta designación, la isla contará con garantías de conservación efectiva que serán reforzadas con las acciones de investigación y la puesta en marcha del plan de manejo.

“El plan de manejo de la isla construido permite flexibilidad para su adaptación a distintas situaciones considerándose en él los objetos de conservación, amenazas, oportunidades, estrategias y actividades. Aún no está terminado el plan de uso turístico dentro de la isla, pero sí sabemos cuáles son las zonas de uso público y cuáles se podrían utilizar para el avistamiento de especies reduciendo al mínimo el impacto”, aclara.

“La construcción de plan de manejo se basó en la metodología de estándares abiertos la cual contempla un ciclo de 5 etapas de las cuales nos encontramos en las dos primeras que contemplan conceptualización, definición de objetos de conservación y en las planificaciones de acción y monitoreo”, refuerza Olave.

En estas etapas se determinaron cuatro objetos de conservación -estepa patagónica, playas rocosas, comunidades de aves representativas y sitios arqueológicos e históricos-, cada uno de ellos susceptibles a acciones que permitirán su monitoreo e investigación.

Se utilizaron también dos criterios para la zonificación, lo que permitió generar un ordenamiento territorial a partir de toda la información registrada, proponiendo dos áreas: una zona de uso público y un área de conservación y restauración. La primera de ellas de una superficie inferior al 0,3% del total de la isla, siendo todo lo demás destinado a conservación y restauración.

Hay que dar forma a un procedimiento de uso público que considere aspectos como cuántas personas pueden ingresar a la isla que considere infraestructura habilitante como señalética, que el sendero para los visitantes genere el menor impacto posible y poner en marcha el plan de sostenibilidad en el tiempo.

“La idea es que la isla tenga la posibilidad de dinamizar su proceso de visitación. Este proyecto tiene aristas que están relacionadas con la conservación, con el ámbito turístico y con la descentralización de las actividades dentro de la región sobre todo hacia Tierra del Fuego. Destacamos y agradecemos la positiva acogida del Core y esperamos seguir trabajando en esta iniciativa que pone la ciencia y la investigación al servicio de la comunidad además del medioambiente y su biodiversidad”, precisó el investigador.

 

CEQUA renueva concesión de isla Contramaestre para  desarrollar investigación, conservación y turismo
CEQUA renueva concesión de isla Contramaestre para  desarrollar investigación, conservación y turismo
CEQUA renueva concesión de isla Contramaestre para  desarrollar investigación, conservación y turismo

Otras Noticias / Actividad: